9 noviembre, 2014

A menos de un mes de enfrentarse a la PSU, los preuniversitarios del país ya se están preparando para sortear la prueba de la mejor forma posible. En esta nota te presentamos algunos tips para tener éxito en esta instancia decisiva.

Qué vas a estudiar el año que viene? ¿A qué universidad te gustaría entrar? ¿Ya comenzaste a estudiar? ¿Tuviste buenas notas durante el año? Éstas son sólo algunas de las decenas de preguntas a las que se enfrentan los preuniversitarios del país a menos de un mes de rendir la temida Prueba de Selección Universitaria (PSU). Si eres uno de ellos, seguramente sabes de lo que hablamos. Por eso es importante que trasmitas a quienes te rodean que, si bien eres consciente de que se trata de una instancia decisiva en tu vida académica, las presiones extras no te ayudan, ya que debes intentar conservar la serenidad para poder estudiar mejor.

 

A continuación, te presentamos las 5 claves para preparar la PSU 2014.

1. Planifica tus sesiones de estudio. Con la gran cantidad y variedad de temas que componen estos temas, es fundamental que organices tu tiempo de forma adecuada. Elabora un calendario de estudio en el que estipules cuántas horas dedicarás a cada materia, cuáles son tus áreas más débiles, cada cuánto tiempo te tomarás un receso, etc. Una vez que tengas todo organizado, debes respetar estos horarios a rajatabla.


2. Elige un lugar adecuado para estudiar. Estudiar tirado en tu cama con la tele encendida y el Facebook abierto puede resultar sumamente tentador; sin embargo, si recaes en este tipo de hábitos desaprovecharás gran parte de tu tiempo. Elige un lugar adecuado donde puedas estudiar en silencio, no ser interrumpido cada 5 minutos y donde estés alejado de distracciones como redes sociales, juegos en línea, etc. Acondiciona una de las habitaciones de tu casa para ello, y si no tienes lugar disponible, considera ir a una biblioteca o café donde reine la paz.


3. Utiliza las técnicas de aprendizaje adecuadas. Técnicas como el subrayado y el uso de mapas conceptuales y esquemas te ayudarán enormemente a organizarte entre tantos temas a cubrir. Aprende a distinguir lo más importante de lo trivial cada vez que leas un párrafo o resuelvas un ejercicio. Estos conocimientos son los que te acompañarán el día de la prueba.


4. Practica la lectura atenta. Aunque parezca mentira, muchos de los errores que surgen en la PSU parten de equivocaciones básicas en la lectura de los enunciados. Para evitarlas, es esencial que practiques una lectura atenta, tanto de los libros de estudios como de los ensayos que realices, previos a la prueba.


5. Reserva tiempo para relajarte. Nadie puede mantenerse concentrado durante horas sin descanso. Reservar un tiempo para relajarte es casi tan fundamental como estudiar en sí. Si organizas bien tus horarios, podrás cubrir todos los ítems del temario en cada materia y realizar actividades que te ayuden a liberar las tensiones, como realizar deportes, salir a caminar o despejar tu mente con una buena película.

 

Commentarios

Deja un comentario