6 julio, 2009

"La vocación me la formé siendo maestro"

     A sus 93 años, confiesa haber entrado a estudiar pedagogía sin conocer la carrera y que sólo tras siete años de servicio, comprendió el sentido de la educación.   

   De su larga trayectoria podemos mencionar que fue profesor de matemáticas en diferentes liceos, formador de orientadores y creador de una decena de libros e instrumentos de medición vocacional, ampliamente utilizados por los orientadores del país.   

El paso por el Liceo Experimental Darío Salas en 1947, lugar donde ejerció los cargos de profesor jefe, orientador, inspector general, director y asesor de grupos escolares, marcó su desarrollo profesional, ahí comprendió su camino en educación: "Formar personas". 

¿Por qué decidió estudiar pedagogía?

- En mis tiempos no existían los orientadores, ni ayuda de ningún tipo, el alumno se las arreglaba como podía. Cuando terminé sexto de humanidades, que ahora es la enseñanza media, mi papá me preguntó ¿qué vas a estudiar?, no tengo idea, Farmacia a lo mejor le contesté. Me dijo: ¿Y por qué no estudias pedagogía en matemáticas?, bueno, le respondí. Mi papá era abogado, pero era muy buen alumno en matemáticas, ya que no estudió él quería que su hijo lo hiciera. 

¿Cuándo comprendió que su vocación era la docencia?

- Confieso que entré a pedagogía sin tener idea de que se trataba el asunto, debiendo saber, porque si uno entra a estudiar algo, lo mínimo es conocer de qué se trata. Después que egresé, me demoré siete años en descubrir el sentido de la educación. 

  Simplemente entendía mi papel de profesor de matemáticas, que los niños aprendieran a sumar, restar o sacar porcentajes. Entonces, o los profesores no me enseñaron, o simplemente no aprendí. La vocación me la formé siendo maestro. 

¿Su trabajo en el Liceo Experimental Darío Salas le cambió la perspectiva de la educación?

- Si. Cuando llegué a trabajar me di cuenta que el verdadero sentido de la educación es formar personas. El profesor de matemáticas forma personas que saben matemáticas.  

¿Qué es para usted la vocación?

- Es la respuesta que uno se da para lo que quiere hacer con su vida. En una reunión expliqué que cuando un niño dice quiero ser médico, lo que está diciendo, es que su vocación es servir a la biología del ser humano, ser médico no es la vocación. Es muy importante que los jóvenes sepan que la carrera es el medio para la realización de la vocación. 

¿Puede existir más de una vocación?

- Si, por supuesto. También están las advocaciones. Por ejemplo, mi vocación es la enseñanza y mi advocación es la jardinería, aunque ya estoy muy viejo para eso (ríe). Conozco médicos que pintan, la pintura sería su advocación.   

¿Qué opina que profesionales de otras áreas del conocimiento realicen clases?

- No acepto que un ingeniero haga clases de física, como tampoco aceptaría que un profesor de física se ponga a hacer un puente. La pedagogía no es pararse delante de un curso y vomitar conocimiento. La educación es una cosa muy seria y noble. 

Test vocacionales  

   Desde el comienzo de su carrera profesional trabajó en la construcción de instrumentos de orientación vocacional. Su cátedra "Aplicación de pruebas sicológicas" a los estudiantes de orientación en la Universidad de Chile, hizo que se especializara aún más en esta área de las mediciones. 

¿Por qué se dedicó a crear instrumentos de medición?

- Las pruebas de orientación vocacional ayudan a los jóvenes a su auto conocimiento, él no puede tomar decisiones vocacionales si no reflexiona sobre sí mismo. Debe existir una medición, esos son los trabajos en orientación. Con instrumentos o pruebas adecuadas uno mide las habilidades, no las evalúa. Todo en el ser humano es medible, por ejemplo los valores, las actitudes, hábitos, intereses, claro que no es fácil, pero se puede, buscando indicadores. 

¿En qué temas está trabajando actualmente?

- Estoy clarificando conceptos básicos en la educación. Qué son los hábitos, los intereses, habilidades, la personalidad, los valores, entre otras cosas, para seguir ayudando. Por ejemplo, ¿qué diferencia hay entre aprender y estudiar? Estudiar es esforzarse en aprender, nada más. 

¿Qué mensaje les daría a los jóvenes que están complicados con su decisión vocacional?   Escucha su respuesta  AQUÍ   Fernando Gutiérrez Muñoz Edad: 93 años Carrera: Pedagogía en Matemática y Física. Institución: Universidad de Chile.
¿Más preguntas a Fernando?
[email protected] yopostulo.cl

Commentarios

Deja un comentario