8 octubre, 2013

¿Cuál es el objetivo de esta ley?

Esta ley introduce un conjunto de mejoras de impacto inmediato, tanto para los alumnos que actualmente estudian con CAE, como a los futuros beneficiarios de éste.

¿A cuántas personas beneficiará?

Beneficia a 365.000 alumnos que son deudores del CAE.

¿Cuáles son los beneficios de impacto directo?

Este proyecto incorpora los siguientes beneficios de impacto directo:

a. Disminución de la tasa de interés a un 2% anual para los 365.000 actuales deudores. Es importante recordar que la disminución en la tasa para los nuevos beneficiarios no necesita de un cambio legal.

b. Incorporación de la contingencia al ingreso (con pagos de un 10%). Esta modificación aplica tanto para los antiguos como para los nuevos beneficiarios.

Detalle

1. Disminución de la tasa de interés a un 2% anual para los 365.000 beneficiarios.

Al momento de pagar el crédito, el valor de la cuota mensual disminuye en hasta un 40%. El siguiente ejemplo ilustra lo anterior, en dos carreras de un Instituto Profesional.

2. Incorporación de contingencia al ingreso 

Esta medida implica que -tanto para los beneficiarios anteriores al 31 de diciembre 2011, como los posteriores- en caso que el valor de la cuota mensual de pago pactada con la entidad financiera correspondiente sea mayor al 10% del promedio del total de la renta obtenida durante los últimos 12 meses, sólo pagarán un monto equivalente a esta última cifra.

La suma que falte para completar el valor de la cuota, será pagada por el Fisco a la entidad correspondiente, sin ser reembolsada por el beneficiario con posterioridad.

Indicaciones aprobadas en la ley

Se eliminaron las disposiciones que dicen relación con la incorporación de las instituciones financieras, las cajas de compensación y las compañías de seguros, dentro de las facultadas para otorgar financiamiento a los estudiantes de educación superior en el pago de sus carreras. Esto guarda coherencia con el nuevo proyecto de ley que establece un nuevo sistema único de financiamiento estudiantil, donde la banca ni otras instituciones financieras tienen participación.

Se eliminaron las nuevas atribuciones de carácter administrativo que se entregaban a la Comisión Ingresa (institución que actualmente administra el CAE), con motivo de mantener coherencia respecto del proyecto de ley de financiamiento estudiantil, el cual reemplaza el CAE y establece un mecanismo de administración de los créditos con aporte estatal que no precisa de la Comisión Ingresa.

Se eliminó la propuesta de realizar un estudio financiero sobre la conveniencia económica del sistema de créditos con garantía estatal. El proyecto que establece un nuevo sistema único de financiamiento estudiantil implica que los fondos sean provistos por el Estado sin la participación del sector financiero, lo que hace innecesario el estudio.

Costo fiscal de la iniciativa: $105 mil millones anuales.

Fuente: UPI

Commentarios

Evelyn Contreras
11 octubre, 2013

Estimados, entrará d ¿de nuevo en vigencia esta ley?


Deja un comentario