30 noviembre, 2012
La académica de la Escuela de Psicología de la Universidad Católica Silva Henríquez (UCSH), psicóloga y doctora en Educación, Ximena Rojas, entregó una serie de recomendaciones para los estudiantes que deben rendir la Prueba de Selección Universitaria (PSU) este 3 y 4 de diciembre, los que básicamente se relacionan con el autocuidado físico, afectivo y cognitivo, con el objetivo de mantener el estrés a un nivel controlable. La profesional destacó la importancia de regular las expectativas respecto de la dedicación y atención que se le ha dado a la prueba.   Los consejos son los siguientes:   1) Contar con 48 o 24 horas previas a la prueba, sin estudio o repaso de contenidos. Dejar el fin de semana para despejarse ya que la ansiedad esperable que genera la situación, puede provocar baja en las funciones cognitivas. Esto llevaría a aumentar la cantidad de errores en las respuestas e incluso olvidos momentáneos que finalmente podrían decantar en un bloqueo generalizado. Para evitar todo aquello se recomienda no repasar contenidos ni responder pruebas a modo de ejercitación al menos 24 a 48 horas antes de la prueba.   2) Mantenerse en espacios de tranquilidad. La idea es no alterar el grado de adrenalina que ya se tiene en el cuerpo, ya que pueden aumentar la sensación de estrés. Mantenerse en casa o similares es la recomendación y evitar salir fuera de la ciudad dentro de las 48 horas previas a la prueba.   3) Disminuir riesgo físico. A menos que sea una actividad que esparte de las costumbres y rutina ya adquiridas de la persona, se recomienda no realizar actividades físicas o extremas que pongan en riesgo su salud, ya sea por accidentes, enfermedades u otros que dificulten finalmente la posibilidad de rendir en la prueba.   4) Cuidar el sueño y la alimentación. Asegurarse de contar con alguna estrategia que ayude a conciliar el sueño y que mantenga la alimentación dentro de lo saludable, sin forzarla.   5) No recurrir a medicamentos. Evitar tomar medicamentos a última hora que ayuden a la concentración si no los ha consumido anteriormente, mucho menos medicamentos ansiolíticos u otros, a los que no esté su cuerpo adaptado, es decir, no consumir medicamentos que su cuerpo pueda desconocer provocando consecuencias secundarias no esperadas que le impidan responder o enfrentar el examen. Esto al menos 15 días previos a rendir la prueba.   6) Estar con los seres queridos. Reunirse con amigos, familiares o compañeros que le brinden espacios de buen humor, contención y seguridad en sus capacidades.  

Commentarios

Deja un comentario